El 4 de Marzo nos dejó Carlos Nogueira, uno de los médicos, profesores y divulgadores de la medicina china más importes de nuestra época. Es imprescindible leerle y escucharle para que nuestras mentes cartesianas puedan comprender el importante legado que nos ha llegado desde la antigua China, la acupuntura y la medicina china. Desde aquí queremos homenajear su figura y su trabajo. D. E.P.

Este post, en dónde se refleja parte de su legado,  intentará llevar más comprensión sobre el funcionamiento de la acupuntura y de la medicina china mediante el estudio de la bioenergía.  Para Nogueira, la Medicina Bioenergética es el puente dónde ambas medicinas, la medicina occidental y la medicina tradicional china están llamadas a encontrarse. Es lo que en muchos países de nuestro entorno ya se conoce como Medicina Integrativa.

La medicina alopática nos dice que somos fundamentalmente bioquímica, que más arriba de la pirámide de la salud no hay más. Y esto es un error enorme porque todos los que hemos estudiado química sabemos, que no hay química sin un aporte de energía. No se producirá ningún enlace molecular, por tanto ninguna reacción química, si no hay energía. Es por tanto la energía, la que induce el enlace, la que produce la química, y además tiene que ser la energía correcta ni más ni menos.

Somos fundamentalmente seres energéticos y tenemos una  huella digital energética

Cada individuo tiene su propia huella dactilar energética que está entre el 0,2 y el 0,09 electrón-voltios, el “rayo de la vida” o rayo infrarrojo. Entre estos valores, se encuentra nuestra huella digital energética. Si mi huella es de 0,198764 y me cruzo con otro individuo cuya huella es igual o similar puedo sentirme bien en su presencia. De ahí las atracciones o repulsiones repentinas entre las personas. Lo que pasa es que luego podemos modular nuestras frecuencias para adaptarnos a los demás, pero el primer impacto viene marcado por nuestras longitudes de onda naturales. La atracción a primera vista de dos enamorados no es química como vulgarmente se cree sino energética.

En el gameto está el código energético, la huella dactilar del nuevo individuo. Y es el impacto que produce la unión del espermatozoide con el óvulo el que marca la secuencia, que se mantendrá con la mitosis que no es sino una replicación íntegra del gameto en todas sus circunstancias bioquímicas, biofísicas, y bioenergéticas. En ese primer momento se imprime la huella energética de cada individuo. Es decir, de la intensidad de la unión entre espermatozoide u óvulo dependerá en buena medida el estado energético del ser que nacerá. De ahí la importancia que se da en oriente a la buen estado de salud de los progenitores en el momento de la fecundación.

Como se produce el Qi, la energía, que recorre los meridianos.

Cuando los alimentos caen en el estómago los jugos gástricos realizan la combustión del alimento.  El alimento, como en toda combustión lenta, produce tres sustancias: una energética pura, electrones libres; otra energético-material, vapor; y una material, los desechos. La energía que se desprende irá a lo que en medicina china llamamos colector central o pericardium; el vapor del alimento irá al canal bazo-pancreas, receptores de la parte de la esencia del alimento para transformarse en sustancia. Ahora bien, no todo ese vapor se condensa, la sustancia menos densa alcanza el pulmón. Y esa glucosa que no fue decantada en antiglucosa (insulina)  cuándo alcanza el pulmón, junta la energía del alimento con la energía del cielo (el oxigeno). Luego, cuando llega la glucosa a nivel pulmonar se produce la oxidación. Y el agua que se produce en ese proceso queda en el pulmón hidratando las vías respiratorias y la sangre,  porque el excedente va la corazón. Cuanta más energía libre circula por los meridianos de acupuntura más C02 que se expulsará.

Esta es la energía que circula por los canales de acupuntura,  o Qi, el producto de una glucolisis aeróbica exógena. Se produce al nivel de pulmón y es la energía que circula de acuerdo a un biorritmo que comienza a las tres de la mañana en el pulmón y termina a las 3 de la tarde en el hígado. Si se le niega el alimento o el oxígeno no hay energía. Es la energía del cielo posterior porque la adquirimos después del nacimiento. Es la que ayuda a no gastar la energía de los nueve meses que acumulamos en las suprarrenales y circula por los meridianos. De ahí la importancia que se da en medicina china a mantener hábitos saludables, buena alimentación y ejercicio físico, todo ello nos dirige a mantener cuanto más tiempo mejor nuestra energía natal,  la que cuando declina hace envejecer el cuerpo físico.

Los seres vivos tienen capacidad para auto-repararse en el momento que se elimina el factor de desequilibrio que impide dicha reparación. Ese factor, en su origen, es un desequilibrio energético producido por: alteraciones emocionales, medioambientales y/o dietéticas., independientemente del posible factor de predisposición congénito.

No hay química sin energía, como ya hemos visto. La energía es el principio integrador y regulador de toda circunstancia físico-química. Actuando sobre la energía se realiza un efecto en cascada, incidiendo sobre las actividades bioquímicas, funcionales y orgánicas según vemos en la pirámide biológica adjunta.

El Gobierno de la R.P.CH., mantiene un departamento de traducción a lenguas extranjeras, dependiente del Ministerio de Educación y Salud, dónde tanto los clásicos como los nuevos textos y trabajos sobre investigación clínica se traduce y publican en casi todos los idiomas del mundo.

 

 

La argumentación  biofísica

En Oriente no cuestionan los principios filosóficos de su medicina, saben que funciona y la aplican, consideran el método científico como una etapa evolutiva del conocimiento y no una premisa absoluta para su aplicación.  Exactamente lo mismo que ha ocurrido con todas las etnomedicinas a lo largo de los siglos.

La visión occidental es exactamente la contraria, motivando que sistemáticamente sean rechazados los métodos propuestos, aunque su evidencia sea tan patente como que la acupuntura y sus técnicas complementarias, conformen el método terapéutico de primera intención o el tratamiento complementario para más de la mitad de la humanidad.

Modificar el espíritu mecanicista que impregna nuestro conocimiento académico y sanitario, y entrar en una nueva concepción integradora, solo es posible a través de la Bioenergética, disciplina que estudia las interacciones de la energía con la estructura viva. Es la base para que las mentes científicas puedan comprender de lo que hablan las medicinas tradicionales cuando hablan de Qi o Prana.

La ciencia moderna desde el desarrollo de las ciencias biofísicas, sobre todo a partir de la física cuántica, entiende que toda reacción química necesita un aporte energético para poder realizarse. De esta forma y sabiendo que materia y energía es lo mismo en diferentes estados de manifestación, se concluye que actuando sobre los campos energéticos humanos se pueden inducir respuestas bioquímicas.  Conociendo estos mecanismos podemos corregir alteraciones biológicas y por tanto actuar terapéuticamente. La ACUPUNTURA es una DISCIPLINA MEDICA que explica BIOLOGICAMENTE, las interacciones energo-quimias.

Somos seres eminentemente energéticos y respondemos biológicamente a los influjos energéticos del medio en el cual vivimos. Conocer estos mecanismos de interacción y entenderlos es lo que practicamos en clínica diariamente. Sin duda las emociones, como manifestaciones energéticas que son, producen reacciones capaces de modificar el estado bioquímico del ser humano.

Sobre la evidencia científica

1.- Cuando se introduce como palabra clave “acupuntura” en el buscador de pubmed, nos aparecen 29.039 artículos científicos en inglés, de los cuales 15.507 son de los últimos 10 años, 8.474 de los últimos 5 años, 4.113 son informes randomized controlled trial y 1.474 publicados en revistas clínicas principales.

2.- Existe un comité técnico de ISO (TC 249TCM), en el que participa España, que está elaborando normas para asegurar la calidad, la seguridad y la eficacia y la eficiencia de la acupuntura y de la medicina china https://www.iso.org/committe/598435/x/catalogue/

3.- La Organización Mundial de la Salud, en su estrategia 2014-2023, expresa: “… prestar apoyo a los estados miembros para que aprovechen la posible contribución de la medicina tradicional y complementaria a la salud, el bienestar y la atención de salud centrada en las personas…”

4.-Se finalizó un proyecto de investigación, que ha durado 4 años, financiado por la Unión Europea, en el que ha participado España, sobre la acupuntura y la medicina china, denominado chetch: htttp://www.chetch.eu/cms/

5.- Además de revistas científicas sobre acupuntura y medicina china, fuera de toda sospecha como las elaboradas por el Elsevier Group, la acupuntura y la medicina china se practican en hospitales de referencia, como el Memorial Sloan Kettering (uno de los más prestigiosos hospitales oncológicos de EEUU) y se pueden estudiar en prestigiosas universidades occidentales dónde existen en la actualidad multitud de investigaciones en marcha en todo el mundo sobre esta área de conocimiento.

Os dejamos un enlace de una entrevista, dónde Carlos Nogueira explica muy bien todo lo descrito anteriormente, es un poco antigua pero muy clara. La entrevista es de Discovery Salud, es imprescindible.

¡Feliz día Mundial de la Medicina Tradicional China!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies