Con el año nuevo empiezan las ganas de mejorar en todos los sentidos: dejar de fumar, bajar de peso, hacer ejercicio, aprender inglés…. Muchas veces nos ponemos metas complicadas de iniciar y otras difíciles de mantener, sobre todo queremos hacerlas todas juntas a principio de año y esto no parece ser un enfoque  muy realista. Lo mejor es comenzar con metas cortas y fáciles de alcanzar porque así nos animaremos a ir por otras más complejas. Aquí lo importante es cultivar la confianza en uno mismo, e ir paso a paso mejorando nuestros hábitos y nuestra salud.

En el siguiente post, te vamos a ayudar a priorizar los cambios que te llevarán a una salud 5 estrellas.

1.- Tienes que dormir más y mejor.

Es durante el sueño cuando reparamos tejidos, fabricamos proteínas, desarrollamos músculos y disminuimos nuestro cansancio neurológico a la vez que restauramos nuestras facultades cognitivas, la capacidad de concentración, atención, memoria y aprendizaje, entre otras funciones esenciales. Hasta nuestra capacidad de defensa inmunológica depende de un sueño adecuado.

La estabilidad emocional también patrimonio de un sueño reparador. En definitiva, para estar despierto y con salud es esencial haber dormido bien. Cuando se duerme mal, el costo hipotecario para la salud llega tarde o temprano. Quien no duerme bien, simplemente enferma, es una cuestión de tiempo.

Necesitamos unas 8 horas de sueño de buena de calidad, algunas personas necesitan alguna menos pero nunca menos de 6.

2.- Deja los hábitos que son nocivos para tu salud, como son el tabaco, las drogas y el alcohol.

Un estudio publicado en 2011 sobre la mortalidad atribuible al consumo de tabaco en España, atestigua que se produjeron 53.155 muertes atribuibles al tabaquismo en individuos ≥ 35 años, lo que supone el 14,7% (25,1% en varones y 3,4% en mujeres) de todas las muertes ocurridas en los mismos. El 88,7% (47.174) de estas muertes atribuibles corresponde a varones y el 11,3% (5.981) a mujeres. Por causas, destacan las muertes atribuibles por: tumores malignos (24.058), especialmente cáncer de pulmón (16.482), enfermedades cardiovasculares (17.560), especialmente cardiopatía isquémica (6.263) e ictus (4.283), y enfermedades respiratorias (11.537), especialmente enfermedad pulmonar obstructiva crónica (9.886). Desde el año 2001 prosigue el descenso en la mortalidad atribuible en los varones y el ascenso en las mujeres.

Según otro estudio del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social, en 2011 pudo ser atribuibles al alcohol el 10% de la mortalidad total y aproximadamente el 30% de la mortalidad por accidente de tráfico en la población de 15-64 años.

3.- No te auto mediques y evita, en la medida que sea posible, el consumo excesivo de medicamentos.

En un estudio publicado en junio de 2013 se observó la evolución del uso de medicamentos ansiolíticos e hipnóticos. Este, junto con datos de estudios anteriores, muestran como en los últimos 25 años no ha cesado el aumento en el consumo de estos medicamentos. La capacidad para producir dependencia de las benzodiazepinas hace, que, en muchos casos, el consumo se prolongue durante meses, años e incluso décadas, en contraste con lo que aconsejan las guías de práctica clínica.

4.- Haz ejercicio.

Según la medicina tradicional china, la buena salud se consigue cuando el Qi puede circular libremente por el cuerpo. El Qi es la energía de la naturaleza y los dos principios básicos son en primer lugar, que necesitamos suficiente energía para que nuestro cuerpo funcione correctamente y en segundo lugar, necesitamos que la energía fluya. Si nos paramos a observar podemos ver que, la sangre fluye a través de los vasos, la comida se mueve a través del sistema digestivo y las señales nerviosas fluyen hacia y desde el cerebro. Incluso nuestras emociones fluyen. Cuando ese flujo se bloquea, comenzarán los signos y síntomas del desequilibrio en nuestro organismo. Coágulos de sangre, enfermedades del corazón, indigestión, ardor de estómago, neuropatía, insomnio, estrés y depresión son todos síntomas de que su flujo ha sido obstaculizado en alguna forma.

El movimiento crea más movimiento, por lo tanto, también hace circular mejor el Qi. Cuando hacemos ejercicio, estamos mejorando el corazón y los pulmones, la sangre fluye más y mejor. los músculos se oxigenan e incluso la digestión mejora. En el terreno emocional, las endorfinas, la hormona de la felicidad, circulan en mayor cantidad por nuestro organismo cuando hacemos ejercicio. Nos hace estar más alegres y mejora el estrés.

5.- Aliméntate e hidrátate mejor.

Fíjate en la pirámide alimenticia para tener una referencia de una dieta saludable. Este gráfico indica que alimentos son los necesarios en la dieta y en qué cantidad se deben consumir para tener una alimentación saludable.

Y además de una sana alimentación, tomar agua es fundamental para estar hidratado y para que las células, tejidos y órganos de nuestro cuerpo funcionen bien.

No esperes a tener sed para beber agua, ya que una vez que sientes sed el cuerpo ya ha perdido entre 1% a 3% del peso corporal en líquidos, por lo que ya está levemente deshidratado

6.- Mejora tu interacción social

Socializar con un amplio círculo de amigos y familiares puede ayudar a mantener en buena forma nuestras habilidades de pensamiento y reducir el declive cognitivo a medida que envejecemos, según un informe publicado por el Consejo mundial sobre la salud cerebral.

Algunos consejos para ampliar tu red social:

  • Cultiva relaciones sociales con personas de edades diferentes, incluidas personas más jóvenes.
  • Únete a un club o toma una clase para conocer nuevas personas.
  • Visita, llama, o envía correos electrónicos frecuentemente a familiares, amigos y vecinos.
  • Ofrécete como voluntario o visita a un vecino o amigo que se encuentre aislado.

Todas estas metas pueden ser alcanzables de manera autónoma; pero si crees que vas a necesitar un empujón,  no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica de acupuntura y medicina integrativa en majadahonda dónde podemos ayudarte a dejar de fumar y corregir el insomnio con acupuntura, bajar de peso y nutrirte mejor mediante un mentoring dietético, aumentar tu capacidad deportiva con medicina china o mejorar tus relaciones con el gabinete psicológico.

¡Te deseamos un año 2019 lleno de salud y prosperidad!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies