El golpe de calor se produce cuando el cuerpo se encuentra a una temperatura alta por tiempo prolongado.  Esto ocurre porque el cuerpo no puede perder calor correctamente, ni es capaz de restablecer su temperatura normal. El agotamiento por calor es un trastorno leve y puede ir acompañado por calambres debido al calor. Por ejemplo, espasmos musculares dolorosos y repentinos en los brazos o las piernas y puntualmente en el abdomen.

Para poder hablar de golpe de calor, la temperatura corporal de la persona debe situarse a 40’6ºC o más debido al calor ambiental y a la débil o en los peores casos, inexistente termorregulación. Es importante no confundirlo con fiebre, porque en este punto no es el cuerpo el que está elevando su temperatura para combatir una infección. Simplemente, no puede bajarla.

Causas del golpe de calor

Exposición prolongada a ambientes con altas temperaturas. En este caso, hablamos del común golpe de calor, que no es inducido por esfuerzos físicos. Las continuas elevadas temperaturas junto con ambientes húmedos, favorecen a que ocurra. Suele además ocurrir en tiempos prolongados, a partir de dos o tres días.

Por esfuerzos y actividad física en altas temperaturas. En un ambiente cálido, donde se practican actividades o trabajos físicos, es cuándo tenemos este tipo de trastorno por forzar demasiado al organismo. Además, si las personas no están habituadas a unas altas temperaturas, más probable es que se padezcan sus efectos.

También hay que tener en cuenta entre las causas muchas otras. Una ropa que no favorezca la transpiración  impidiendo la evaporación del sudor para que el cuerpo se enfríe. El consumo de bebidas alcohólicas que afectan a una desregulación térmica del cuerpo impidiendo que éste funcione correctamente. Y por deshidratación, al no haberse hidratado suficientemente ante la pérdida de líquidos a través del sudor. Para todos en general, pero sobretodo para los deportistas, el punto de la hidratación es de vital importancia. Al perder líquidos a un ritmo muy rápido, es importante beber antes de tener sed, y es que hasta que el cuerpo absorbe los líquidos, hay un lapso de tiempo a considerar.

Factores de riesgo del golpe de calor

Aunque es algo que puede ocurrir a cualquier edad, los niños, bebés y ancianos son los más vulnerables.Menores de 4 años o mayores de 65 años suelen tardar más en amoldarse a la temperatura, es decir, tienen menor capacidad de termorregulacion.

Los deportistas que practican deporte durante las horas de más calor, como correr o salir en bici. En estos casos, para evitar que ocurra, cómo hemos comentado, es muy importante la hidratación.

En lapsos de tiempo prolongado a altas temperaturas,carecer de aire acondicionado. Exposiciones repentinas al sol como cuando vamos a la playa.

Enfermedades crónicas, tales como pulmonares, cardíacas u obesidad, tener estilos de vida o haber sido víctima de un golpe de calor con anterioridad, aumentan las probabilidades de sufrir uno.

Y para terminar, es importante destacar algunos fármacos que también pueden ser otro factor de riesgo, por ello es importante ver el prospecto o preguntar al farmacéutico. Existen algunos que provocan la constricción de los vasos sanguíneos. Los que regulan la presión sanguínea bloqueando a la adrenalina. Los diuréticos que liberan al cuerpo de sodio y agua. Y algunos que reducen síntomas psiquiátricos, como antidepresivos o antipsicóticos.

Síntomas y signos de alerta

  • Sudoración profusa, aunque en casos grave hay ausencia de sudoración.
  • Cara muy roja, dolor de cabeza, sed.
  • Fatiga
  • Pulso rápido
  • Mareo, desmayo.
  • Nauseas y/o vómitos.
  • Calambres musculares y abdominales.

Prevención

  • Evitar la exposición prolongada al sol, sobre todo en la cabeza.
  • Usar sombrillas y gorros.
  • Hidratarse continuamente, sobre todo si se va a hacer esfuerzo físico al sol. Los zumos naturales de frutas además remineralizan.
  • No exponerse al solo en las horas punta.

Como podemos ayudarnos desde la medicina china

Tratamiento con Acupuntura

Podemos hacer un tratamiento con acupuntura previo a la exposición a altas temperaturas, con el objetivo de mejorar el sistema que termoregula el cuerpo. Bastará un ciclo de 10 sesiones si no hay otras patologías concomitantes. Este tratamiento está especialmente indicado en deportistas y ancianos.

También desde casa podemos ayudarnos conociendo algunos puntos de acupuntura que masajeados pueden activarse. Esta manera de trabajar los puntos de acupuntura se llama digitopuntura

Digitopuntura

Automasaje 300 veces en los siguientes puntos de acupuntura: IG 11 (extremo del pliegue del codo) y en IG 4 (entre el pulgar y el índice.

Dietética

En esta época del año debemos adaptar nuestra alimentación a la temporada estival y el incremento de las temperaturas. Es importante conocer que alimentos son fríos, frescos, tibios y calientes, para introducir aquellos más frescos si nos vamos a exponer a grandes temperaturas o ya tenemos calor interno. Por ejemplo no es recomendable en esta época utilizar jengibre seco ya que se utiliza para disipar el frío. También hay algunas formas de cocción que evitan el incremento excesivo de calor como es cocinar al vapor, más recomendable que freir. También tenemos que tener en cuenta que debemos aumentar el consumo de productos frescos sobre todo fruta de temporada, como la sandía, el melón o la pera y los vegetales típicos del verano más ricos en agua y sales minerales como el pepino, los rábanos, la lechuga o la remolacha. Podemos añadir tisanas refrescantes hechas con diente de león y menta.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies