La Medicina Integrativa valora al ser humano en su conjunto y de manera muy personalizada. Todos los aspectos que nos conforman como seres humanos: cuerpo, mente y espíritu forman parte de su valoración y los tratamientos que emplean. Trabaja, sobre todo, enfermedades crónicas y busca aunar esfuerzos a través de un equipo multidisciplinar para reducir síntomas, evitar complicaciones, disminuir el consumo de medicamentos y reducir el sufrimiento. La autopercepción positiva del paciente, es una parte fundamental del tratamiento. Tiene tanto valor reducir la inflamación como una correcta nutrición o mejorar el aspecto físico y estético. Todo ello está encaminado a mejorar la calidad de vida de las personas y sus niveles de bienestar.

Historia de la Medicina Integrativa

A partir del año 1993, Occidente empieza a dar importancia a la medicina alternativa y complementaria, gracias a la publicación de un estudio estadístico en el cual se comprobó que: 1 de cada 3 estadounidenses utilizaba algún tipo de medicina complementaria y alternativa. Además, la mayoría de estas personas no se lo comunicaban a su médico por miedo a ser juzgados. También se registró la inversión económica hecha por cada paciente, arrojando que 13.8 billones de dólares fueron invertidos en tratamientos y terapias con algún tipo de medicina alternativa o complementaria.

Esto causó gran curiosidad por parte de la comunidad médica, científica y gubernamental, y de inmediato comenzaron a establecerse serias investigaciones al respecto, mostrando la tendencia al cambio del pensamiento y comportamiento de las personas frente al manejo de su salud. A partir de este momento, se creó una oficina dentro del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH, National Institutes of Health) que se encargaría de estas tareas.

Esta oficina, dentro del NIH, creció rápidamente debido a la gran demanda, y en 1998 se convirtió en el Centro Nacional de Medicinas Complementarias y Alternativas (NCCAM, National Center for Complementary and Alternative Medicine). Poco tiempo más tarde, se convertiría en el Centro Nacional de Salud Integrativa y Complementaria(NCCIHNational Center for Complementary and Integrative Health), el cual sigue vigente y creciendo.

Este centro tiene como misión realizar estudios científicos y recopilar datos estadísticamente significativos para comprobar la veracidad y efectividad de las terapias y tratamientos que ofrece la medicina integrativa, y que aún no han sido aceptadas por la medicina convencional. Se encarga de educar y divulgar toda la información necesaria para una excelente práctica médica que integre todos los conocimientos disponibles. Así como también, desarrollar nuevas metodologías para evaluar procesos y resultados que no han podido ser medidos, entendidos o comprobados a través del modelo científico establecido hasta el momento.

Así, creció el interés por comprender de qué manera combinar los resultados satisfactorios del modelo científico, con el potencial de la medicina integrativa, para mejorar la efectividad de los tratamientos y de paso la asistencia sanitaria.

Llegados a este punto, las instituciones académicas comenzaron a apoyar la idea de enseñar la medicina integrativa en las universidades y, en el año 1997, un estudiante realizó la primera residencia de medicina integral en la universidad de Arizona.

Un pequeño grupo de médicos convencionales que practicaban la medicina integrativa, formaron en 1999 el Consorcio Académico de Cuidados de la Salud Complementaria y Alternativa (ACCAHC, Academic Consortium for Complementary and Alternative Health Care). Para el año 2002 se declaran como fundación sin fines de lucro y cambian el nombre por, Colaboración Académica para la Medicina Integrativa (ACIHAcademic Collaborative for Integrative Health). Su visión global es ofrecer una atención médica de calidad, la cual incluye: la práctica clínica, una investigación de excelencia y la unificación de los procesos educativos entre la medicina integrativa y la convencional.

Se han sumado a la misma iniciativa instituciones fundadas en Europa. Lideradas por el Congreso Internacional Europeo de Medicina Integrativa nombrado, “El futuro de la comprensión del cuidado del paciente”. Celebrado por primera vez en el año 2008 en Berlín, Alemania. Este congreso se ha venido repitiendo cada año hasta la fecha, donde cada vez participan más países como Italia, Serbia y Dinamarca, entre otros. Reuniendo así, los mejores y más prestigiosos integrantes de la comunidad médica y científica en un mismo lugar para compartir y discutir los últimos avances en esta materia.

La Medicina Integrativa en la Actualidad

Hoy en día más de 30 facultades de Medicina de los Estados Unidos, Canadá e Inglaterra lideran una comisión académica para crear, programas educativos que integren el conocimiento generado por todos los sistemas terapéuticos, buscar la manera de transformar la asistencia sanitaria mediante estudios científicos rigurosos así como también proponer nuevos modelos de atención clínica, divulgar el significado y la importancia de conocer la complejidad del ser humano y la naturaleza restringida de la salud.

Además, la medicina Integrativa cuenta con el apoyo de la comunidad científica, avalada por publicaciones en revistas de alto impacto en dicha comunidad, como: Journal of Integrative Medicine y European Journal of Integrative Medicine, entre otras. En donde se publican exclusivamente los avances científicos.

actualmente la práctica y el estudio de la medicina integrativa se extiende a las mejores y más prestigiosas universidades del mundo como: la Universidad de Arizona, la Universidad de San Francisco, la Universidad de Harvard, Universidad de Londres.

Así como también, por toda Europa, siendo Alemania pionera en la apertura de unidades y departamentos dedicados a la investigación de la medicina Integrativa en la Universidad de Charité en Berlin, Hospital Universitario en Hamburgo, Universidad de Múnich y Rostock, Escuela Médica de Hannover. Seguidas por la Universidad de Nantes en Francia, Universidad de Pécs en Hungría, Universidad de Florencia y Bolonia en Italia, Universidad de Belgrado en Serbia, Universidad de Tromsø en Noruega, Universidad de Estocolmo en Suecia y la Universidad de Berna en Suiza, entre otras.

Vale la pena destacar que la medicina integrativa está siendo implementada y practicada libremente en hospitales como el Hospital Anderson de Houston (Texas), catalogado como el mejor centro en cuidados y estudio del cáncer alrededor del mundo, en el cual podemos encontrar una unidad dedicada a la medicina integrativa. En el año 2000, el hospital MD Anderson Cáncer Center Madrid, abrió sus puertas en Madrid, y también cuenta con una unidad de servicios multidisciplinares en donde ofrecen a sus pacientes el mejor tratamiento personalizado y con el mejor apoyo posible, y así cada día se suman numerosos hospitales, clínicas y centros de salud como por ejemplo La Escuela Médica y Clínica para la Biología del Tumor en Freiburgo Alemania.

Se han fundado escuelas dedicadas únicamente a la medicina integrativa como lo son: el Colegio Británico de Medicina Integrativa, Escuela Integrativa en la Universidad de Yale, el Centro Nacional de investigaciones en Medicina Complementaria y Alternativa de la Universidad de Noruega, la Unidad de Homeopatía en la Universidad de Medicina de Viena, entre otras.

Además, las instituciones gubernamentales han comenzado a tomar parte importante en la evaluación de la veracidad, aplicabilidad y efectividad en la práctica de la medicina integrativa. Dentro de la comunidad Europea, 18 de 29 países especifican y regulan bajo la legalidad las terapias y tratamientos aplicados por la medicina integrativa.

A pesar de que la OMS aboga por la regulación y el uso de las terapias complementarias dentro de los sistemas nacionales de salud de los estados miembros, en España desde hace dos años se ha producido una caza de brujas desproporcionada contra las terapias complementarias. La Asociación Española de Médicos Integrativos defiende la eficacia de las terapias complementarias y hace solo unas pocas semanas vio la luz la Fundación Terapias Naturales, que  nace para defender el derecho de los ciudadanos a acceder a las terapias naturales y a todos los profesionales de la salud que abogan por una visión más amplia de la salud. Desde este organismo ya se está trabajando en la creación de varios observatorios, cada uno especializado en una terapia, con el fin de ofrecer a la ciudadanía un marco de referencia contrastado por expertos del sector. El patronato de la Fundación agrupa a las escuelas de formación de terapias naturales, como acupuntura/MTC, homeopatía, naturopatía, osteopatía, y otras técnicas naturales y manuales; a las Asociaciones de Profesionales, sanitarios y parasanitarios, de terapias naturales y medicina natural; a las Asociaciones de usuarios de métodos naturales de salud; y a los laboratorios y fabricantes de productos y medicamentos naturales más importantes del país. Actualmente representa el 90% de los profesionales que apoyan un modelo sanitario basado en el pluralismo asistencial.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies